13 Dic 2021

Harina de insectos: ¿La proteína del futuro en la industria porcina?

Los insectos representan una oportunidad para desarrollar una nueva fuente de alimento sostenible. El contenido de AA y de energía de ciertos insectos son ideales para su inclusión en la dieta de los cerdos como reemplazo de la harina de soja y otras fuentes proteicas.

Harina de insectos: ¿La proteína del futuro en la industria porcina?

La demanda mundial de proteínas está creciendo a medida que aumenta la población humana y los patrones de consumo de alimentos cambian en respuesta al crecimiento económico. Un ejemplo clave es el mayor poder adquisitivo de la clase media asiática emergente que consume más productos importados de primera calidad, como la carne.

 

La disponibilidad de harina de soja para la alimentación animal puede ser limitada.

Si bien otras fuentes de proteínas alimentarias, como las harinas de carne y el sebo, son fuentes equilibradas de aminoácidos (AA) y son un uso eficiente de los productos de desecho de las industrias de producción animal, requieren que el procesamiento y el transporte sean adecuados para su uso en dietas para animales monogástricos.

yes NUPROXA

Una potencial fuente alternativa de proteína alimenticia son los insectos. Con tasas de conversión alimenticia cercanas a 2.0 (van Huis, 2013), la eficiencia de producción de insectos es superior a la de las especies animales domésticas tradicionales.

Los insectos son de crecimiento rápido, ricos en proteínas y lípidos, requieren un espacio mínimo y contribuyen a la dieta natural de muchas especies.

yes
Special nutrients 2022
Zinpro
NUPROXA

Además, los desechos producidos por la producción de insectos son una valiosa fuente de fertilizante orgánico que se puede utilizar en la producción de cultivos, creando así una economía circular cerrada. [Registrados]

 

Los insectos comúnmente examinados para la cría comercial incluyen:

Moscas soldado negras (BSF; Hermetia illucens)

Moscas domésticas comunes (Musca doméstica)

Gusanos de la harina amarillos (Tenebrio molitor)

 

Está ampliamente aceptado que los costos de alimentación asociados con los sistemas de producción animal pueden representar del 60% al 70% del costo de toda la empresa. El alto costo del alimento es particularmente impactante en los sistemas de producción porcina.

La cría y reproducción masiva de insectos no requeriría una infraestructura compleja, aunque las condiciones ambientales deben manejarse para optimizar el crecimiento de los insectos.

 

Composición química de los insectos

La composición química y el tamaño de los insectos están determinados por la especie de insecto y el alimento consumido durante el proceso de cría.

Las moscas BSF no consumen alimento cuando son adultos y, por lo tanto, acumulan reservas de proteínas y grasas como larvas en crecimiento.

Por lo tanto, la composición del alimento proporcionado a las larvas en crecimiento determinará el contenido final de grasa y proteína.

Esto es prometedor, ya que permite la manipulación de productos finales para satisfacer las necesidades específicas de diferentes sistemas de producción y tipos de animales dentro de un sistema de producción (por ejemplo, cerdos destetados versus cerdos en terminación).

insectos

Los insectos comúnmente investigados como fuentes de alimento para animales oscilan entre el 40% y el 60% de proteína cruda (PC) y entre el 10% y el 20% de grasa, y tienen un alto contenido de minerales como el calcio (aproximadamente un 10% de cenizas).

La Tabla 1 presenta la composición de AA de las larvas de BSF en comparación con las fuentes de alimentación de proteína de cerdo comunes, lo que demuestra una composición favorable para su inclusión en las dietas de los cerdos.

Aminoácido (mg/g) Larvas BSF Harina de soja Harina de pescado
Alanina 24 15 63
Arginina 17 26 64
Cisteína 4 5 9
Glicina 19 16 99
Histidina 12 10 20
Isoleucina 16 17 37
Lisina 24 22 69
Metionina 6 5 26
Triptofano 4 5 9

El secado y procesamiento de las larvas afectará el contenido y la disponibilidad de nutrientes resultantes debido a los cambios en las propiedades químicas y físicas de las proteínas y los lípidos.

Por ejemplo,

 

insectos

La calidad de la proteína de insectos también se verá influenciada por la edad y por la etapa de producción de los insectos. Esto se debe principalmente a la quitina, un polisacárido no digerible en la cutícula de los insectos, que está presente en mayor concentración en los grillos adultos en comparación con las larvas (Poelaert et al., 2016).

La quitina tiene propiedades que pueden ser beneficiosas fuera de la producción de alimentos para animales, como fertilizante para plantas, en el procesamiento de alimentos o como inmunomodulador.

 

Propiedades antimicrobianas

La administración de antimicrobianos es un enfoque clave de los sistemas de producción agrícola, incluidos los sistemas de producción porcina. Los péptidos antimicrobianos (AMP) son pequeños y se expresan e inducen de manera constitutiva en respuesta a una infección o desafío fúngico en insectos (larvas) y podrían ser administrados a animales de producción como una alternativa a los antibióticos (Li et al., 2012).

Los insectos se han utilizado como tratamiento para enfermedades en la medicina tradicional a lo largo de la historia. Más recientemente, se ha demostrado que los insectos poseen más de 150 AMP que no conducen al desarrollo de resistencia microbiana, exhiben actividad contra bacterias, hongos, parásitos y virus y son seguros para la suplementación en dietas animales (Jozefiak y Engberg, 2017).

insectos

 

Hipersensibilidad

La ingestión de insectos también puede iniciar respuestas alérgicas que pueden no prevenirse sometiéndolos a tratamientos, como el tratamiento térmico, aunque la investigación de estos procesos en humanos y animales de producción es escasa. Se ha demostrado que el tamaño de partícula de la quitina afectará la respuesta alérgica, con partículas medianas que inician la inflamación alérgica y partículas más pequeñas que reducen las respuestas inflamatorias (van der Fels-Klerx et al., 2018a).

 

Harina de insectos en la dieta de los cerdos

insectos

Neumann y col. (2018) compararon la sustitución completa de la harina de soja en el alimento para lechones y cerdos de engorde con larvas de BSF (parcialmente desgrasadas) o harina de algas (Spirulina platensis) y no observaron diferencias en los parámetros productivos. Además se registró una digestibilidad aparente superior del N en la dieta de BSF.

El reemplazo del contenido de harina de soja de las dietas de cerdos en crecimiento/finalización con 50, 75 y 100% de harina BSF (parcialmente desgrasada; 61% CP y 14% lípidos) no tuvo ningún efecto negativo en la calidad de la carne de cerdo resultante (Altmann et al., 2019).

Los cerdos alimentados con dietas suplementadas con larvas de BSF produjeron grasa dorsal con un mayor contenido de ácidos grasos poliinsaturados (Altmann et al., 2019).

Si bien se requieren más experimentos a mayor escala para confirmar la palatabilidad, el nivel de inclusión, las respuestas de crecimiento y la calidad de la carne de los cerdos criados comercialmente alimentados con insectos, los resultados iniciales generales son positivos.

 

Seguridad de la proteína de insectos

Una consideración clave de cualquier nuevo producto alimenticio es la seguridad y aceptabilidad del producto, que debe estar libre de contaminantes como patógenos, bacterias, productos químicos, toxinas y metales pesados.

A diferencia de otras especies, las BSF no son vectores de enfermedades, ya que no ponen sus huevos en materiales orgánicos en descomposición y los adultos no comen materiales en descomposición (van Huis et al., 2013).

En una revisión de los riesgos de los contaminantes químicos al alimentar a varias especies de larvas de mosca, Charlton et al. (2015) demostraron que los metales pesados ​​presentaban el mayor riesgo de acumulación en los insectos resultantes.

Tanto los gusanos de la harina como las larvas de BSF han demostrado la capacidad de consumir alimentos que contienen micotoxinas y pesticidas y eliminar estas toxinas, de modo que las larvas/gusanos de la harina resultantes no acumulan las toxinas (Cai et al., 2018, Van Der Fels-Klerx et al., 2018b).

 

Conclusión

Los insectos representan una oportunidad para desarrollar una nueva fuente de alimento sostenible para los productores de cerdos. El contenido de AA y de energía de insectos como BSF son ideales para su inclusión en la dieta de los cerdos como reemplazo de la harina de soja y otras fuentes de proteínas alimentarias.

El potencial de los insectos para producir AMP brinda una excelente oportunidad para producir alimentos para animales de producción como alternativa a los antibióticos.

La industria del cultivo de insectos está en su infancia, y se requieren investigaciones e inversiones a gran escala para confirmar la seguridad, confiabilidad, sostenibilidad y contribución potencial de los insectos como fuente de alimento para animales

[/Registrados]

Fuente: Di Giacomo y Leury. Animal(2019),13:12,pp 3022–3030 © The Animal Consortium 2019animaldoi:10.1017/S17517311190018733022

Seguir leyendo: «¡Viscosos pero sabrosos!»

 

Biochem -latam
yes
Vetanco
advistaes
Relacionado con Investigación
agriNews FM
Special nutrients 2022
Biochem -latam
yes

REVISTA NUTRINEWS LATAM

Suscribete ahora a la revista técnica de avicultura

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD NUTRICIONAL

Acceso a los artículos en PDF
Mantente al día con nuestros boletines
Reciba gratuitamente la revista en versión digital

DESCUBRA
AgriFM - Los podcast del sector ganadero en español
agriCalendar - El calendario de eventos del mundo agroganaderoagriCalendar
agrinewsCampus - Cursos de formación para el sector de la ganadería