21 Feb 2022

Control holístico de micotoxinas, desde el campo al animal

resulta fundamental realizar un control holístico de las micotoxinas, desde el campo hasta el animal, así como también elegir la herramienta de control según la especie animal y la micotoxina que se desee eliminar.

Control holístico de micotoxinas, desde el campo al animal

Según relevamientos realizados por Vetanco, la prevalencia de micotoxinas en los maíces de Latinoamérica durante el 2021 fue realmente elevada.

  • Se observaron porcentajes de positividad del 90% con un 60% de maíces contaminados con dos o más micotoxinas.

En esta situación en donde observamos una elevada prevalencia de varias micotoxinas contaminando simultáneamente los maíces es sumamente importante establecer un correcto programa de control y prevención. El control de micotoxinas debe realizarse de forma holística en todos los eslabones de la cadena productiva de alimento para animales.

 

Control del cultivo

advistaes
Biochem -latam
Vetanco Latam
Special nutrients 2022

Todo comienza con la contaminación del hongo en la planta durante el cultivo. El hongo está presente en el suelo y, si bien utilizar fungicidas en esta etapa ayuda a mitigar el problema, no es la única herramienta.

Buenas prácticas de agricultura como:

Rotación de cultivos

Trabajar la tierra

Y disminuir el uso de siembra directa

son todas estrategias que ayudan a disminuir la contaminación fúngica.

Una vez que el hongo se instaura en la planta, si el mismo entra en estrés (por falta de nutrientes o alteraciones climáticas como sequías, heladas o inundaciones) comienza a producir las micotoxinas que se acumulan en el grano.

 

Control del almacenamiento

Una vez cosechado el grano, el hongo puede continuar con la producción de toxinas en el mismo. Por lo que periodos de almacenamientos muy prolongados pueden llevar a una acumulación significativa de micotoxinas.

 

Dos estrategias fundamentales deben ser utilizadas para disminuir el riesgo de micotoxinas durante el almacenamiento:

Screening de los granos previo al almacenamiento: esto permite separar los lotes de granos contaminados de los no contaminados. Si bien esto es lo ideal, la dificultad de las técnicas de monitoreo y la falta de infraestructura para realizar distintos almacenamientos hace que muchas veces esto no sea una opción.

 

 Correctas condiciones de almacenamiento y uso de fungicidas: una vez más, el uso de buenas prácticas como realizar un control estricto de la humedad y ventilación del silo, sumado al uso de fungicidas puede ayudar a disminuir la contaminación.

Es importante destacar que las estrategias previo a la llegada del grano al molino, deben estar orientadas a la disminución de la contaminación fúngica. Una menor carga fúngica en la planta o el grano se traduce en una menor contaminación de toxinas.

Lamentablemente, una vez producidas las toxinas, no podrán ser eliminadas del alimento y recién podremos controlarlas en el animal con el uso de secuestrantes o inactivadores enzimáticos.

 

 

Control en el molino

Si bien los hongos pueden ser destruidos con los tratamientos térmicos que se realizan en la producción del alimento, las toxinas son metabolitos generalmente resistentes.

Pueden permanecer estables incluso a temperaturas de extrusado. Por lo que los tratamientos físicos no suelen ser una opción viable para disminuir la contaminación.

Es por esto que, una vez más, el foco tiene que estar en la recepción de materias primas, en donde es fundamental un programa de monitoreo de micotoxinas utilizando las técnicas diagnósticas adecuadas.

Al igual que en el almacenamiento, en caso de no poder rechazar los granos contaminados, separarlos en silos específicos permite realizar un manejo posterior más eficiente.

 

Sea cual fuere la estrategia, siempre existirá un porcentaje de contaminación, por lo que el uso de herramientas de mitigación de micotoxicosis en el animal es casi una obligación.

 

Control en el animal

Las micotoxinas se clasifican en polares y no polares según su estructura química [1]. Las micotoxinas polares, como Aflatoxina B1 y Fumonisina B1, son las más polares de las micotoxinas y son más fácilmente secuestradas que las no polares, como los tricotecenos.

Los removedores de micotoxinas son, actualmente, la herramienta más eficaz para disminuir la concentración de micotoxinas en el animal.

Hay dos grandes grupos de removedores de micotoxinas:

Los secuestrantes

Los inactivadores enzimáticos

 

Los secuestrantes trabajan evitando la absorción de las micotoxinas a través del tracto gastrointestinal al unirlas a la superficie de los mismos mediante fuerzas inespecíficas.

Pueden ser:

Inorgánicos (Bentonitas, Aluminosilicatos, etc.)

Orgánicos (Pared de levaduras)

O mixtos [3,4]

A medida que el secuestrante transita el tracto digestivo se va produciendo el fenómeno de adsorción (secuestro) y desorción (liberación) según el pH del medio.

La diferencia entre lo adsorbido y lo liberado da como resultado la eficacia final del secuestrante.

Los secuestrantes de última tecnología suelen tener una excelente eficacia para Aflatoxinas, buena a moderada para Fumonisinas y Zearalenona y pobre para tricotecenos.

 

 

Los inactivadores enzimáticos poseen una actividad biológica que les permite alterar la estructura química de las micotoxinas, transformándolas en metabolitos con menor o nulo efecto tóxico. Al ser enzimas, poseen la ventaja de ser seguras ya que:

Según el origen de la enzima que se esté utilizando actuará a mayor o menor velocidad de acuerdo al pH en el cual se encuentre.

Así, enzimas adaptadas a pH ácido, tendrán mayor actividad en las primeras porciones del tracto digestivo.

Mientras que enzimas adaptadas a medios neutros tendrán más acción en las últimas porciones del tracto digestivo.

En el ensayo, se puede observar cómo los secuestrantes no poseen una buena eficacia sobre DON, ya que solo son capaces de eliminar un 10% del desafío inicial.

Por otra parte, los productos enzimáticos tuvieron una mayor eficacia de eliminación, pero con diferencias muy notorias según el pH de acción de las enzimas.

Los productos con enzimas que actúan a pH cercano a la neutralidad, lograron eliminar un 40% del desafío, pero gran parte de esta eliminación sucedió en el intestino, el mismo lugar en donde las micotoxinas son absorbidas por el animal.

Por último, al evaluar el Detoxa Plus®, un inactivador con enzimas que poseen su pico de acción a pH ácido, podemos observar que no solo logró eliminar una mayor cantidad total de micotoxinas que el resto de los productos (60%), sino que lo realizó en las primeras porciones del tracto digestivo (buche, proventrículo y molleja), evitando que una mayor cantidad de toxinas lleguen al intestino en donde podrían ser absorbidas.

 

Remoción de DON (5.000 ppb iniciales) a lo largo de 4.5 horas en distintos pH con la presencia de
inactivadores enzimáticos o adsorbentes

Adaptado de Tso K-H, et al., 2019 

 

Es por esto que resulta fundamental realizar un control holístico de las micotoxinas, desde el campo hasta el animal, así como también elegir la herramienta de control según la especie animal y la micotoxina que se desee eliminar. En este sentido, Detoxa Plus® ha demostrado ser la herramienta de elección para el control de micotoxinas en monogástricos, eliminando no solo una mayor cantidad de toxina, sino que lográndolo antes de que las mismas puedan llegar al intestino.

 

 

Vetanco
Biochem -latam
yes
agriNews FM

MÁS CONTENIDOS DE

Datos de la empresa
agriNews FM
yes
Special nutrients 2022
perstorp latam

REVISTA NUTRINEWS LATAM

Suscribete ahora a la revista técnica de nutrición animal

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD NUTRICIONAL

Acceso a los artículos en PDF
Mantente al día con nuestros boletines
Reciba gratuitamente la revista en versión digital

DESCUBRA
AgriFM - Los podcast del sector ganadero en español
agriCalendar - El calendario de eventos del mundo agroganaderoagriCalendar
agrinewsCampus - Cursos de formación para el sector de la ganadería